Saltear al contenido principal

TIPS PARA UNA LIMPIEZA PROFUNDA DE TU MATE Y BOMBILLA

El mate

¿Sabías que los mates de cerámica son recomendados por sobre los de calabaza, por ser más higiénicos para el consumo?

Es muy importante que al consumir un alimento o bebida, el recipiente que utilizamos esté bien limpio. En este caso, si bien la tradición es tomar en mate de calabaza, esta no es la opción más favorable a la hora de nuestra salud. No significa que el mate de calabaza sea malo, sino que la cerámica puede ser una mejor elección.

La cerámica esmaltada es impermeable, por lo que no absorbe agua ni humedad. Solamente se enjuaga y se seca tal como a una taza. Si olvidaste vaciar tu mate y quedó cebado de un día para el otro, por ejemplo, la humedad no afectará la cerámica ya que no le transmite sabor ni aroma desagradable. Tampoco hay que esperar a que se seque por sí solo en caso de querer guardarlo por un tiempo –como sería el caso de un mate de calabaza. Y tal vez lo más importante, un mate de cerámica no corre el mismo riesgo de desarrollar moho a causa de la humedad, si se guarda cuando aún no está seco.

El mantenimiento del recipiente no es un problema, pero si queremos que el metal siempre brille como el primer día, estos simples cuidados lo mantendrán en óptimas condiciones.

TODOS LOS DÍAS

Cuando vacíes y enjuagues tu mate, recordá secar la virola de metal con un paño de cocina o servilleta de papel. Esto impedirá que las gotitas se sequen sobre el metal y dejen las marcas, causadas por el agua de yerba y los diferentes niveles de ph del agua de la canilla.

OCASIONALMENTE

Los metales suelen empercudirse con el uso cotidiano. Para devolver ese brillo espejado del primer día, puedes limpiar la virola de metal con pasta limpiametales, de acuerdo a las instrucciones del producto. Estos productos se consiguen en cualquier supermercado, en la sección de limpieza, y rondan los $UY 100 en sus envases pequeños, que son más que suficientes para utilizar por años, en varios tipos de metales.

La bombilla

La limpieza de tu bombilla es muy importante para siempre tomar mate libre de impurezas y restos de yerba vieja.

Ocasionalmente, es buena idea realizar una limpieza a fondo de tu bombilla (de nuestra Pampa o cualquier otra… ¡el método es el mismo!)

Poner la bombilla en una cacerola con agua y dos cucharaditas de bicarbonato de sodio. Después de que hierva el agua, sacar la bombilla y dejarla secar sobre un paño limpio.

Para remover restos de yerba que queden atrapados en los agujeros de la base, introducir un aguja y empujarlos hacia adentro. Luego, poner la bombilla bajo el chorro de la canilla, con la base hacia arriba, escurriendo los restos de yerba hacia afuera de la bombilla.

También se puede utilizar un cepillito para limpiar bombillas que remueva los restos de yerba que puedan quedar en el caño.

#TIP Mantenerla limpia es importante, pero si tenés una bombilla nueva y querés limpiarla antes de usarla por primera vez, recomendamos el paso de hervido.

Disfrutar de un rico mate es todo lo que está bien, más aún si es de forma higiénica y saludable. ¡Déjanos tus #tips de limpieza en los comentarios!

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba